ECO VIDA-Consejos Cerro Uritorco Eco-Hotel

Qué es una infusión

 

En fitoterapia la infusión es uno de los proceso que permite aprovechar los principios activos de algunas plantas para la salud y el bienestar. Hay que tener que este proceso consiste en infusionar en agua la parte de la planta que contiene los principios activos beneficiosos para extraerlos. Para más detalles sobre qué es y cómo se prepara una infusión, te recomiendo leer este artículo.

Acerca de las infusiones medicinales hay que tener en mente que no todas las plantas liberan sus principios activos en agua. Por este motivo, por ejemplo, no tiene mucho sentido preparar una infusión de semillas de cardo mariano, puesto que sus principios activos son liposolubles, es decir, se disuelven en grasas o aceites.

Las  mejores hierbas para infusiones

MALVA

taza llena de flores de malva secos y una rama de canela para infusión Flores de malva ideal para infusiones antitusivas

 

Manzanilla (Matricaria recutita):

la infusión de manzanilla dulce (que no es lo mismo que la manzanilla amarga Anthemis nobilis) tiene propiedades digestivas y calmantes. Es una planta ampliamente difundida en muchas culturas y en dosis normales no presenta toxicidad. Por todo lo anterior y por su sabor agradable es una de las infusiones más utilizadas para facilitar la digestión. La infusión de manzanilla se prepara con 5 g de droga por cada 250 ml de agua.

Melisa (Melissa officinalis):

se utiliza tradicionalmente como planta relajante para atenuar el estrés mental. La infusión se prepara con una cucharadita de hoja seca por cada taza de agua. Si quieres saber más sobre esta hierba considerada la planta de las abeja, sigue este enlace.

 

Hinojo (Foeniculum vulgare):

es una planta silvestre que crece en las zonas templadas en todo el mundo, aunque es originaria del sur de Europa. La parte del hinojo utilizada para las infusiones son las semillas, ricas en aceites esenciales con propiedades digestivas y carminativas (reducen la formación de gases durante la digestión). La infusión se prepara con una cucharadita de droga por cada taza de agua.

Regaliz (Glycyrrhiza glabra):

se utiliza en la industria alimentaria como endulzante y su infusión además de tener un aroma agradable y un sabor dulce tiene efecto digestivo y protector de la mucosa gástrica, además es expectorante. La droga es constituida por las raíces deshidratadas y desmenuzada. Los principios activos de la regaliz pueden producir aumento de la presión, por lo que es recomendable utilizar extractos de regaliz desglicirrizado o consultar a un médico antes de su consumo si se padece alguna enfermedad. La infusión de regaliz se prepara con 5 g de droga por cada taza de agua.

Anís (Pimpinella anisum):

es otra de las hierbas digestivas para infusiones entre las que puedes optar para mejorar la digestión tras una comida abundante. Como otras hierbas para infusiones, gracias a su combinación de aceites esenciales también tiene efecto expectorante y sabor dulce. Por esto se utiliza a menudo en mezclas para infusiones para aliviar los síntomas del resfriado. La infusión se prepara con una cucharadita de semillas por cada taza de agua.

Tomillo (Thymus vulgaris):

no solo es una hierba aromática ideal para cocinar, sino que perfecta para infusiones balsámicas que mejoran la digestión y ayudan a despejar las vías respiratorias en caso de resfriados y gripes. Para 250 ml de infusión de tomillo necesitas 5 g de planta seca.


Salvia (Salvia officinalis
):

Como el tomillo, esta hierba aromática mediterránea se utiliza en cocina y también como planta medicinal en infusión. La Agencia Europea del Medicamento indica su uso para el alivio de infecciones de la cavidad oral. popularmente se utiliza para aliviar los síntomas de la menopausia y atenuar los dolores menstruales. Para la infusión de salvia se utiliza una cucharadita de droga (flores y hojas) por cada 250 ml de agua.

Malva (Malva sylvestris):

las flores de esta planta son ricos en mucílagos y antioxidantes y la ESCOP recomienda su uso en el tratamiento de la tos seca y afecciones de la garganta, faringe y mucosa gástrica. Para la infusión se utiliza una cucharada de flores secos por cada taza de agua.

Piel de cítricos:

es rica en aceites esenciales con efecto antioxidante que además añaden aroma y sabor a tus infusiones. Puedes preparar fácilmente en casa piel de naranjas, mandarinas y limón deshidratada para luego añadirlas a tus recetas e infusiones. De este modo, no solo añadirás color y aroma a tus bebidas sino que podrás endulzarlas sin añadir azúcar u otros edulcorantes. En este otro post te explico cómo preparar piel de cítricos para tus infusiones.

HIERBAS

Seguro que ya sabes que los tés e infusiones herbales pueden ser beneficiosos para la salud. Habrás recurrido, más de una vez, a la socorrida manzanilla cuando te dolía el estómago o a una tila para calmar los nervios.

Sin embargo, existen muchas otras plantas medicinales que tienen asombrosas propiedades y que pueden aportar mucho a tu bienestar físico y mental. Con esta guía definitiva de los tés e infusiones herbales, conocerás todos sus beneficios y te resultará muy sencillo elegir la más adecuada para ti.

 

Tés e infusiones: la diferencia

La humanidad lleva consumiendo tés e infusiones de plantas casi desde el origen de los tiempos. En muchas culturas, el té es una auténtica institución o, se podría decir, casi una religión. Las infusiones de hierbas medicinales también se usan, ya desde hace miles de años, para aliviar y curar todo tipo de dolencias.

 

Entendemos por “infusión” una bebida preparada con ingredientes vegetales (hojas, frutos, raíces, etc.), a las cuales se añade agua caliente y se deja reposar la mezcla durante unos minutos, retirando después los restos de la planta.

 

En su definición estricta, un “té” es una infusión preparada a base de hojas del árbol del té (Camellia Sinensis). Es decir, que el té es un tipo de infusión, pero una infusión no es necesariamente un té.

 

Definiciones aparte, la principal característica diferencial del té es que este contiene cafeína. A veces también se la llama teína, pero en realidad, es exactamente la misma sustancia. Eso sí, en el té en general aparece en concentraciones algo menores.

 

Tipos de té

Debido a su contenido en cafeína, el té se consume a menudo con fines estimulantes. De hecho, en países como el Reino Unido, es más popular que el café. Incluso existe una variedad específica, más fuerte, para despertarse por la mañana: el llamado “English Breakfast”.

En el mundo se consumen diferentes tipos de té. Todos se obtienen de la misma planta, pero a través de procedimientos diferentes. Todos ellos destacan por su alto contenido en antioxidantes. Diversos estudios también parecen indicar, que resultan beneficiosos para los niveles de colesterol y que pueden reducir el riesgo de sufrir cáncer y accidentes cardiovasculares.

Estas son las principales variedades de té existentes en el mercado:

Blanco. Se obtiene a partir de los brotes más tiernos de la planta. Es, por así decirlo, el más “fresco”. Es especialmente rico en antioxidantes, vitaminas C y E. Suele proceder de China.

Verde. Una de las variedades más populares en Asia. Se elabora con las hojas todavía verdes de la planta del té. Contiene también muchos antioxidantes y se le atribuyen propiedades adelgazantes y anticancerígenas. Es muy popular en Japón y China.

Matcha. Es una variante de té verde que se obtiene de hojas muy frescas y que se procesan en forma de polvo. Debido a un procedimiento de elaboración muy cuidado, mantiene mucho mejor sus propiedades que el té verde convencional. Se calcula que puede contener hasta 137 veces más antioxidantes. Tanto es así, que se le considera un superalimento. Es una especialidad japonesa.

Azul u “Oolong”. Este tipo de té se elabora sometiendo a las hojas de la Camellia Sinensis a una fermentación parcial. Después se enrollan y se exponen a un proceso de oxidación repetida. La mayoría del Oolong procede de Taiwán o China.

Negro. Es el té más conocido y consumido en Occidente. En este caso, el color negro se debe a que, al contrario que en el Oolong, la fermentación de las hojas se completa. Esto permite obtener un producto final de sabor muy delicado y aromático. La mayoría del té negro consumido en España procede de la India y Sri Lanka (antigua Ceilán), aunque también se cultiva en otros países, como por ejemplo China.

Rojo o “Pu Erh”. Podríamos decir que el Pu Erh es el “gran reserva” de los tés. Las hojas se someten a una fermentación larga, durante años, en barricas de bambú. Después se suelen prensar y se venden en bloques con forma de ladrillo, tarta o incluso en porciones individuales. Tiene un aroma fuerte pero a la vez complejo, que puede recordar un poco a la tierra o al moho. Es muy apreciado y puede alcanzar precios muy altos. De hecho, en el pasado se reservaba para las clases nobles. Es originario de la región de Yunnan en China.

Yerba Mate: un caso particular

La Yerba mate merecía una mención especial en nuestra guía de tés e infusiones, puesto que contiene cafeína, pero no procede del árbol del té. Se obtiene de un arbusto originario de Paraguay (Ilex Paraguariensis).

Es sumamente popular en países como Argentina, Uruguay, Paraguay y en el sur de Brasil. Curiosamente, se consume también en países de Oriente Medio como el Líbano y Siria.

La forma más popular de tomarlo es en un cuenco de metal, llamado también “mate”, en el que se coloca la hierba y se le añade agua caliente. La bebida resultante después se toma mediante una especie de pajita de metal, denominada “bombilla”.

La Yerba Mate tiene características similares al té verde, ya que es un excelente antioxidante. De hecho, su sabor ligeramente ahumado, recuerda al de este último. Se le reconocen también propiedades antiinflamatorias y un efecto positivo sobre el colesterol.

Infusiones herbales sin cafeína 

infusión de manzanilla Una vez vistos los diferentes tipos de tés, vamos a dedicar la segunda mitad de esta guía a las infusiones herbales. Es decir, las que se preparan con plantas diferentes al árbol del té. Aquí nos encontramos con opciones casi infinitas. Existen infusiones que se toman con fines medicinales, en pequeñas cantidades, y cuyo sabor no es muy agradable. Otras, sin embargo, tienen aromas tan delicados que querrás degustarlos de forma habitual.

Sin embargo, todos los tés e infusiones pueden cumplir una importante función para tu salud y bienestar. Las hay que tienen una influencia positiva en tu sistema digestivo, otras resultan calmantes o relajantes. Existen las diuréticas, depurativas, antioxidantes o, incluso, las hay que refuerzan tu sistema inmunológico y ayudan a prevenir enfermedades.

Anís. La infusión de anís ha sido tradicionalmente empleada en problemas del estómago y sistema digestivo. Es expectorante y actúa como relajante muscular. Ayuda al fortalecimiento del sistema inmunitario

.Cardo Mariano. Se puede preparar en infusión tanto sus hojas como las semillas. Tiene un efecto depurativo sobre el hígado y se emplea a menudo en dietas desintoxicantes.

 

Cola de Caballo. Es un potente diurético, que elimina líquidos y toxinas de nuestro cuerpo y favorece la digestión. Como resultado de ello, se utiliza en dietas adelgazantes.

Diente de León. Estimula las secreciones biliares potenciando la digestión. Tiene un efecto desintoxicante y depurativo para el hígado

.Equinácea. Se considera una planta medicinal, ya que tiene muchas propiedades. Refuerza el sistema inmunitario previniendo resfriados y enfermedades de las vías respiratorias. Tiene además características antibacterianas y antisépticas, por lo que ayuda a combatir infecciones. Es también apreciada para contrarrestar los efectos del cansancio otoñal y la migraña.

Hibisco. Además de contener una cantidad apreciable de Vitamina C, estas flores usadas para infusión contienen unos compuestos llamados antocianos, que reducen la presión sanguínea. Por ello el hibisco es recomendable en casos de hipertensión.

Hierba Luisa. Otra planta beneficiosa para el sistema digestivo. Ayuda contra la flatulencia y el mal aliento. También tiene efectos calmantes, ayudando en cuadros de insomnio y estrés.

Jengibre. Es beneficioso en todo tipo de problemas estomacales y del sistema digestivo. También se utiliza para prevenir catarros y resfriados y puede aliviar en casos de migrañas o dolores menstruales.

Manzanilla o Camomila. De los tés e infusiones herbales es el más usado contra el malestar gastrointestinal. Tiene efectos antiinflamatorios, antibacterianos y antimicóticos (contra los hongos). Alivia en casos de infecciones respiratorias y, aplicada de forma tópica, es muy eficaz contra las irritaciones oculares.

Melissa. Principalmente conocida por sus efectos calmantes y tranquilizantes. Ayuda a reducir el estrés y a conciliar el sueño.

Menta. Muy apreciada por su sabor refrescante, la menta es muy rica en Vitamina C y Carotenos (precursores de la Vitamina A). También contiene minerales como hierro, potasio y calcio. Se utiliza para aliviar digestiones pesadas y se considera un buen antiséptico.

Milenrama. Utilizada para tratar problemas del aparato respiratorio. Sirve también para estimular la circulación sanguínea y para prevenir o combatir las infecciones de las vías urinarias.

Ortiga. Tiene efectos diuréticos y ayuda en casos de anemia, puesto que contiene hierro y ácido fólico. Aporta también silicio orgánico, sustancia que fortalece el pelo, las uñas y la piel. Si se consume regularmente, actúa además como un potente antiinflamatorio.

Romero. Favorece la circulación sanguínea, estimulando la actividad cerebral. Al mismo tiempo, tiene un efecto calmante sobre el sistema nervioso, ayudando contra el estrés y las contracturas. Además actúa como antiséptico, agente antibacteriano y antimicótico.

Rosa Mosqueta o Escaramujo. La infusión de los frutos de esta pequeña rosa silvestre es eficaz en la mitigación de dolores de todo tipo. También se le atribuye la capacidad de reducir el colesterol LDL y el riesgo de accidentes cardiovasculares.

Salvia. De los tés e infusiones es una de las que tienen un sabor más amargo. Sin embargo, posee potentes efectos antiinflamatorios y antisépticos (desinfectantes). Ayuda a mitigar calambres musculares y a reducir la sudoración excesiva. Es muy útil para tratar infecciones bucales y problemas del sistema digestivo.

Tila. Con la flor del tilo se prepara uno de los tés herbales más conocidos para combatir los nervios y el estrés. Se toma también para mitigar cólicos y dolores menstruales.

Valeriana. Muy popular porque ayuda a conciliar el sueño, debido a su efecto relajante sobre el sistema nervioso. No debe abusarse de su consumo.

¿Quieres saber más sobre una determinada planta o infusión? Entonces te recomendamos esta Web muy interesante sobre infusiones medicinales.

Plantas medicinales que ayudan a aliviar el estrés

  1. La melisa o toronjil, una planta contra el estrés

Infusión de melisa para aliviar el estrés

Las propiedades de la melisa pueden ayudar a relajar el sistema nervioso para controlar la ansiedad y el estrés.

La melisa, también llamada toronjil, es una de las plantas medicinales más utilizadas para aliviar el estrés. Resulta muy adecuada para aquellos momentos en que se sienta mucha inquietud o nerviosismo.

Esto se debe a que tiene la propiedad de relajar el músculo cardiaco y, de este modo, restablece el ritmo normal del corazón. Se puede tomar en infusión, dos o tres veces al día.

  1. Hierba de San Juan

La Academia Mexicana de Neurología publicó un estudio en el cual se muestra que la hierba de San Juan es adecuada para aliviar el estrés, la ansiedad y el nerviosismo.

Tal parece que tiene 12 componentes biológicamente activos que ayudan a tranquilizar. El más importante de ellos es la hiperforina, una sustancia sedante.

  1. Valeriana, un clásico para el estrés

La valeriana es una de las plantas medicinales más populares. Se usa para tratar los estados de nerviosismo y, en particular, el insomnio. Esta planta ayuda a disminuir la actividad cerebral, así como a ralentizar la frecuencia cardiaca.

Es muy importante anotar que esta planta no se debe combinar con la ingestión de antidepresivos o ansiolíticos, ya que podría ser peligroso. Tampoco es recomendable consumirla por más de dos semanas continuas.

Te puede interesar: 5 remedios con valeriana para reducir el insomnio

  1. Ginseng, un ansiolítico natural

Existen varias especies de ginseng y cada una de ellas tiene propiedades diferentes. El ginseng americano es el más adecuado para combatir el estrés, ya que el asiático tiene efectos estimulantes que son más aptos para los estados depresivos.

A esta maravillosa hierba se le considera un “adaptógeno”, es decir, una sustancia que ayuda a la mente a soportar la presión. También tiene efectos positivos sobre las habilidades intelectuales.

  1. Tilo o tila, otra de las plantas populares

El tilo es una planta medicinal utilizada desde tiempos inmemoriales para calmar los nervios. Tiene un efecto sedante sobre el sistema nervioso y también es ideal para combatir el insomnio.

El tilo también es muy apropiado para tratar problemas derivados del nerviosismo, como indigestión y dolor de cabeza. Se puede tomar en infusión, como tisana, o hacer un baño de inmersión en agua con esta hierba.

  1. Otras hierbas contra el estrés

Hay otras hierbas medicinales que son eficaces para aliviar el estrés. Por ejemplo, el Gingko Biloba, una planta que se volvió famosa porque fue la única que sobrevivió incólume a la bomba atómica en Hiroshima.

La lavanda, por su parte, se emplea para tratar todo tipo de problemas nerviosos. Entre tanto, la Hierba Luisa es muy aconsejable para el insomnio; el romero, el lúpulo y la maca son magníficos sedantes.

¿Estás atravesando una crisis a causa del estrés? Recuerda que su buen manejo es clave para evitar que afecte el bienestar. Por eso, procura mejorar tus hábitos y prueba estos remedios naturales. 

8 consejos para combatir el estrés crónico

El estrés es inevitable en muchas ocasiones, pero no debemos permitir que nos paralice ni que afecte a nuestra salud. Piensa la respuesta a estas preguntas: ¿sientes desequilibrios en tu vida? ¿Te superan los problemas diarios? ¿Crees que no podrás con todo? Si das una respuesta afirmativa a dos de estas cuestiones, puede que estés pasando a la “zona oscura” debido al estrés. Aquí te dejamos unos consejos para combatir el estrés.

¿Cómo combatir el estrés crónico?

Empieza un diario

Esta es una buenísima herramienta para combatir el estrés. No tienes que escribir página tras página sobre lo que ocurre en tu vida como si fueras un adolescente. Con una simple frase o varias (dependiendo de cómo te sientas) es suficiente. Reconocer cuáles son tus factores de estrés puede ayudarte a tomar la iniciativa para combatirlos. Solo tienes que escribir aquello que esté sucediendo y qué sientes frente a esa situación.

El simple acto de escribir puede ser una liberación emocional fantástica y puede ayudarte a centrarte en otras cuestiones que no sean aquellas que te generan estrés.

Cambia tu perspectiva

Recuerda que nada en la vida es por naturaleza estresante. El estrés es solo un estado mental que varía en función de cómo una persona percibe una circunstancia. Esto no quiere decir que no sea real, pero sí que implica que tú puedes cambiar la forma de ver aquello que te ocurre. Los psicólogos llaman a esto “Reformulación cognitiva” y ha demostrado ser eficaz en gran cantidad de personas y problemas.

Hay muchas maneras de replantear. Puedes abrirte a más posibilidades, no quedarte solo con lo que piensas en el momento en que te ocurre la situación estresante. Piensa cómo actuaría alguien de otra empresa, industria o país. Céntrate en cuál es tu debilidad y piensa con qué fortaleza de las que tienes puedes superarla. De lo que se trata es de descubrir nuevas posibilidades para afrontar un problema.

No olvides el magnesio

El déficit de magnesio puede generar un estado de hipersensibilidad al estrés. Esto es porque el magnesio ayuda a reducir los niveles de cortisol en el cuerpo, la principal hormona liberada durante las situaciones estresantes y vinculada a la mayoría de los problemas de salud. Si tus niveles de cortisol están siempre muy altos, también puedes correr el riesgo de alteración del sueño, depresión, mal humor y pérdida de masa muscular.

Una manera rápida de conseguir magnesio es comer frutos secos: nueces, almendras y anacardos son los que mayor aporte de magnesio te ofrecerán.

Respira profundamente

A veces el estrés aparece sin avisar. Pero otras muchas puedes sentir cómo llega. En este caso la respuesta fisiológica es, normalmente, respirar más rápido, casi hasta la hiperventilación. No lo hagas. La próxima vez que sientas la sensación de estrés, respira profundamente, coge aire por la nariz, siente cómo tu tripa se va llenando de oxígeno poco a poco y expúlsalo por la boca, también poco a poco. Repite esta actividad por un tiempo, todo lo que sea necesario para que tu cuerpo se calme y recuperes el control sobre tus emociones.

La respiración profunda es tan eficaz que una vez que lo hayas probado te preguntarás por qué no lo haces siempre. Puedes hacerlo. De hecho, es un cambio que puede mejorar drásticamente la forma en que te sientes.

Ve a dar un paseo

El ejercicio es muy bueno para el estrés. Pero no tiene que ser muy intenso y tampoco es necesario que te apuntes a un gimnasio. A veces la mejor manera de combatir el estrés es dar un paseo. Solo con 10 minutos de caminata puede ser suficiente para que te sientas más relajado y puedas retomar el trabajo.

Come chocolate negro

Es algo bien sabido que el chocolate ayuda a combatir el estrés. Pero quizás lo que no sabías es que no cualquier chocolate. Tiene que ser chocolate negro. Lo que puedes hacer es comprar el chocolate con más alto porcentaje de cacao que encuentres o que puedas comer, ya que no a todo el mundo le gusta por igual.

Bebe té

Probablemente cuando el estrés acuda a ti, tenderás a hacerte una taza de café para pasar el día, para activarte y poder afrontar le trabajo. Sin embargo, puede que no te hayas dado cuenta de que el café aumenta los niveles de colesterol y aumenta la producción de adrenalina, que es la hormona con la que respondemos al estrés. Esto puede llevarnos a generar fatiga, ansiedad y cambios de humor. En resumen: el café conduce a más estrés, más problemas, menos energía.

El té negro y verde contienen cafeína y un aminoácido llamado teína, conocido por su habilidad de reducir el estrés mental y físico, mejorar el humor y el desarrollo cognitivo. También se ha demostrado que es eficaz para disminuir los niveles de cortisol en el cuerpo.

Busca un hobby

Cuando se tienen muchas obligaciones en la vida, puede parecer que la única manera en que llegarás a ser feliz es dedicarles todo el tiempo que tengas para afrontarlas. Sin embargo, es extremadamente necesario tener momentos que te pertenezcan solo a ti, donde no tengas que preocuparte por nada más.

Estas actividades deben consumir todo tu cerebro mientras estás haciéndolas y no deben cargarte con culpa o vergüenza. El componente social ayuda. Se ha demostrado que los compromisos sociales regulares aumentan tu felicidad más que conseguir más dinero en el trabajo. Pero un hobby no tiene porqué ser social para que te ayude a reducir el estrés. Solo tienes que encontrar algo con lo que desconectar a los preocupaciones y que te haga sentir bien.

. ESTAS HIERBAS TE AYUDARÁN A DESINTOXICAR EL HÍGADO

La naturaleza es tan sabia que siempre nos regala cosas maravillosas. Existen una cantidad de hierbas que han sido estudiadas y desde hace muchos años se pueden ocupar para aliviar algunos malestares. Existen remedios contra la gripe, los cólicos e incluso para desintoxicar el hígado.

Consumir hierbas naturales trae grandes beneficios a nuestro cuerpo, sobre todo si se ocupan para librarnos de toxinas y elementos que el cuerpo no necesita.

¿PARA QUÉ DESINTOXICAR EL HÍGADO?

Comencemos por lo elemental. El hígado es ese órgano en el cuerpo humano cuya función principal es eliminar las sustancias tóxicas del cuerpo produciendo un líquido llamado bilis.

Esto sucede porque la sangre llega a él y se separan los nutrientes funcionales y la limpia para regresar una vez más a hacer sus funciones.

Cuando hay sustancias que al hígado le cuesta trabajo separar -como el alcohol- se deteriora y causa insuficiencia hepática, lo cuál puede derivar en enfermedades crónicas como la cirrosis o incluso el cáncer.

Es un órgano que está trabajando todo el tiempo por lo que darle una ayudadita no suena nada a mala idea. Consumir alguna de estas hierbas en infusión o mezcladas en los alimentos son una alternativa fácil y efectiva.

DIENTE DE LEÓN

Esta planta originaria de Europa y Asia tiene más beneficios de los que crees. Además de ser perfecto aliado para desintoxicar el hígado por su contenido en vitamina A, también ayuda a tener una mejor digestión.

La manera más fácil de cosumirla es a través de infusiones o tés.

REGALIZ

Esta hierba maravillosa tiene una sustancia que llevar por nombre glicirrina, la cual es perfecta para eliminar las toxinas que tiene el hígado. Se puede consumir de muchas maneras y una de las más populares es en dulces o extractos.

A su vez el regaliz es benéfico para las enfermedades respiratorias.

desintoxicar el hígado

ALCACHOFA

Este vegetal, además de ser delicioso, es perfecta para cuidar nuestro organismo gracias a que limpia y desintoxica nuestro cuerpo. Favorece y mejora la función hepática y a su vez regenera los tejidos del hígado.

Además es un alimento alto en vitaminas y minerales. La manera más rica de obtener sus propiedades es hervida a fuego lento o en alguna de estas recetas.

Si la infusionas puede llegar a ser un poco amarga por lo que es recomendable endulzarla.

desintoxicar el hígado

MENTA

La menta es una de las hierbas aromáticas más comunes alrededor del mundo. Sobra decir la cantidad de platillos, bebidas y postres que podemos preparar con ella.

Esta hierba ayuda a mejorar la digestión y a desintoxicar el hígado. La mejor manera de consumirla es a través de tés e infusiones. Creénos, nunca falla. ¡Aprovecha la frescura de la menta desde tu casa! Aquí te damos algunas ideas.

desintoxicar el hígado

CARDO MARIANO

El cardo mariano tiene una sustancia llamada similarina, la cuál se encarga de regenerar y limpiar el hígado; por lo que consumirla te traerá grandes beneficios.

Una de las tantas formas para ingerirla es a través de tés o suplementos.

17 plantas que nos ayudan a controlar plagas de forma ecológica

Plantas controlar plagas de forma ecologica

Los agricultores siempre han experimentando con plantas silvestres, intercalándolas entre sus cultivos. Con ello pretenden crear asociaciones de plantas que protejan a los cultivos de plagas de forma natural y ecológica. Aumentar la biodiversidad parece que es el camino correcto.

Hoy vamos a aprender una forma de repeler naturalmente a insectos o plagas no deseadas. Tener un huerto orgánico requiere cuidado y dedicación. Una buena manera de mantenerlo de forma natural, sin utilizar productos químicos como pesticidas o plaguicidas, es plantar junto a nuestros cultivos alguna de las variedades de plantas que enumeramos a continuación.

En caso de tener que usar pesticidas, te recomiendo estos pesticidas caseros ecológicos.

Relacionado: Como hacer un semillero de plantas aromáticas.

Los patógenos encuentran normalmente sus plantas huéspedes mediante la vista y/o el olfato. Intercalar plantas aromáticas o de olor fuerte puede hacer que se desorienten. Plantar flores vistosas puede distraer a los patógenos que normalmente buscan plantas menos visibles. Con este tipo de plantas lo que vamos a conseguir es aumentar la atracción sobre unos patógenos o disminuirla o enmascararla en otros.

Calendula.

Usos medicinales de la calendula

Repele pulgones, chinches, mosca blanca y nemátodos. Repele al escarabajo del espárrago. Atrae muchos insectos beneficiosos para tu huerto. El olor de sus flores atrae sírfidos, unos grandes devoradores de pulgones.

Ajo.

Como sembrar ajos Además de ser una de las especias más utilizadas en la cocina, cultivar ajo en tu huerto es muy beneficioso, especialmente si quieres cultivar tomates, ya que es un bactericida y fungicida natural. La planta actúa como un repelente de plagas que normalmente les atacan. Repele nemátodos. Se emplea también en cultivos de zanahoria y fresa. Sembrado entre las zanahorias nos ayuda a repeler la mosca de la zanahoria.

Romero.

El romero es considerada una planta fácil de cultivar y adecuada para los jardineros principiantes, tiene buena tolerancia a las plagas. Este arbusto es capaz de defenderse de la mariposa de la col y la mosca de la zanahoria. La salvia es un gran compañero del Romero. Atrae polinizadores.

 

Tanaceto

Conocido por los nombres de tanaceto, hierba lombriguera, atanasia, hierba de las convulsiones o hierba de San Marcos, el fuerte aroma de esta planta medicinal repele a los insectos voladores. Puede ser plantada en cualquier jardín o huerto.

 

Menta.

Una planta herbácea que se cultiva mucho en el mundo debido a sus esencias aromáticas. El olor de la menta repele lepidópteros, como la mariposa de la col rizada, hormigas y ratas. Es una buena opción para cultivar bordeando los cultivos. En los bordes del huerto frena a las hormigas. También repele roedores. Atrae abejas, abejorros y mariposas. Ayuda a controlar las plagas de insectos.

Tomillo.

Esta planta, ampliamente utilizada para cocinar en condimentos y salsas, requiere poco cuidado y prefiere la tierra firme. El tomillo carece prácticamente de enemigos. Repelente de la mariposa de la col. Atrae abejas y repele insectos dañinos.

 

Salvia.

De hojas largas y rechonchas, la salvia tiene un sabor fuerte y, al mismo tiempo, refrescante, ligeramente parecido al romero. Repele la mosca blanca, mariposa de la col y a las babosas.

 

Copete

Se planta para acabar con las plagas de nematodos, cochinillas y otros animales que atacan las raíces de las plantas.

Cilantro

El cilantro, ampliamente utilizado en cocina, es eficaz en el control de áfidos y ácaros.

Geranio

Además de ser una planta muy bonita y tener flores de varios colores, los geranios ayudan a proteger el huerto. Es un repelente natural de insectos.

 

Citronela.

 

Citronela es una planta medicinal usada como repelente de insectos, siendo muy efectiva contra moscas, mosquitos y hormigas.

 

Hinojo.

Capuchina.

También conocida popularmente como peló, flor de sangre y berro de México, es una flor que puede ser comestible, siempre y cuando se cultive sin el uso de plaguicidas. Repele nemátodos, gusanos que atacan y matan las plantas, y los insectos. Mantiene a los brécoles libres de pulgones.  A las calabazas libres de gusanos. Aleja el pulgón algodonoso, pulgón común, la chinche de la calabaza, escarabajo rayado, los caracoles y hormigas. 

Ajenjo.

Usos

Planta medicinal además de insecticida natural. Hará alejarse a los animales a tu jardín o huerto. Repele gorgojos, ácaros y orugas en plantaciones de maíz. 

Albahaca.

Como reproducir indefinidamente albahaca por esqueje

La albahaca repele y ahuyenta a la mosca blanca, mosquitos, moscas y chinches. Muy empleada en cultivos de tomates y pimientos. Atrae polinizadores incrementando la producción.

Lavanda.

La lavanda favorece la polinizacion

Atrae abejas, abejorros y a las mariposas.

Eneldo.

El Eneldo es una planta ideal para cultivarla junto a repollos, pepinos, lechuga, maíz o cebollas. Atrae sírfidos, abejas y avispas, que nos ayudaran contra las plagas como depredadores que Sirve como repelente ante pulgones, arañas o ácaros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *